Umbral del 27-28 de marzo hasta el 12 de abril.

 

Estos días en Gaia, tras el actual umbral, empiezan días de mucha paz para unos cuantos, y desasosiego para otros.

La mayoría que os habéis dedicado a ayudar a los demás, os habéis olvidado un poco de vosotros. Son tiempos de empezar de cero. Y para ello es necesario dejar atrás los conceptos de : “especial en un futuro, elegido para”. La ascensión de Gaia es ahora, de hecho esta se termina. Ya no es tiempo de sanar a nadie, salvo a vosotros mismos.

Lo importante es que empecéis a dar herramientas para que se auto sanen. Dar ayuda en información puntual a lo que las personas necesiten, fuera de niveles, cursos etc., lo que os pregunte, no les hagáis esperar; habladles a cada uno sobre los engranajes de sus chacras, para que puedan ajustarse a la nueva vibración de Gaia, ya sea con respiración luz o visualización, cada uno a su ritmo. Para que puedan asumir su nueva realidad física. Solo desde el presente se puede materializar. Y muchos estáis anclados en un anhelo de futuro, que evita precisamente esto, que se arraiguen las cosas. Al alejarlas sin cesar, con fechas, con predicciones etc, solo el presente es tangible y modela la materia.

Son tiempos de grandes cambios y por eso toca revisión. No es que vuelva el pasado, es que nunca se fue. Esa es la gran diferencia al respecto. Es por eso que en estos días de tantas energías entrantes, se repiten patrones o se repiten sentimientos, para identificar como los resolvimos, para identificar como los experimentamos y hacer la paz en nosotros, o vendrán mas.

Algunos de vosotros estáis como intentando que no se disuelvan alianzas, grupos o relaciones, que tenían un interés común, no solo en plano metafísico, sino también a nivel físico, negocios, tiendas empresas etc. Es lógico, cada umbral que pasáis renacéis, y el proceso de ascensión es personal e intransferible, totalmente personal, así que es hora de saber estar sólo, de reconocerse, y así reconocer a aquellos que van en un camino similar, pero no en el vuestro.

Es una paradoja muy compleja y sencilla a la vez, para ingresar en la unidad, la globalidad de las almas, es importante conocer y amar vuestra propia individualidad, como un todo, la luz y la sombra, solo así podréis estar en paz frente a otros; ya que no habrá nada que esconder o por descubrir de vosotros mismos, terminado ese proceso de,  para que estoy yo en …..Gaia, mi vida, esta ciudad, esta relación …etc. Asi podreis disfrutar del trayecto de cada instante de este proceso, olvidad la meta, ya que cada instante es un nuevo logro, si vas hacia ti mismo.

Anuncios

Acerca de Elena Valenzuela

Me encantan los gatos, la magia, escribir. Amo profundamente la vida y la naturaleza y también compartir ideas, recetas y ocurrencias.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s